Inicio Actualidad Aprende a congelar marisco en Huesca

Aprende a congelar marisco en Huesca

Con la Navidad asomándose, muchos vecinos de Huesca ya comienzan a hacer la compra de los alimentos para las cenas y comidas sin que les pille el toro. Los mercados de Huesca ya comienzan a vender los mejores mariscos y pescados para que la gente los congele en su casa. ¿Sabrías cuáles son los mejores? Aquí te lo contamos.

El marisco que se puede congelar y el que no en Huesca

El mercado del marisco está experimentando un notable aumento en los precios, especialmente en aquellos tipos de mariscos adecuados para congelar. Esta tendencia ha generado un impacto considerable en el sector del consumo marítimo.

Expertos del sector señalan que la alta demanda de ciertos tipos de mariscos, junto con su capacidad de ser congelados sin perder calidad, ha llevado a un incremento en sus precios en Huesca.

El marisco que se puede congelar

La demanda y precio de mariscos aptos para congelar, como la centolla, nécora y camarón, han aumentado significativamente. Actualmente, el precio de las nécoras varía entre 35 euros por kilo para las más pequeñas (alrededor de diez unidades) y 40 euros por seis unidades. Por otro lado, el buey de mar local se vende entre 22 y 30 euros el kilo, en comparación con los 14 euros de los productos importados.
El percebe, considerado una delicatessen y que se mantiene fresco en el refrigerador hasta cinco días, se está vendiendo entre 40 y 70 euros el kilo. Se espera que estos precios aumenten a medida que se aproxime la Nochebuena.
En cuanto a los pescados, uno de los favoritos, el rape se encuentra a 23 euros el kilo. La lubina también tiene un precio alto, oscilando entre 26 y 28 euros el kilo.

Leer más:  ÚLTIMA HORA: Bomberos rescatan a un conductor tras quedar atrapado en su vehículo en Huesca

Consejos para congelar mariscos y pescados en Huesca

Marisco Grande

Comenzamos con las recomendaciones para preservar la calidad de los mariscos grandes como la centolla, el bogavante, el buey, la langosta y las nécoras. El primer paso es cocerlos y luego, una vez enfriados, envolverlos en un paño humedecido con el agua de cocción. A continuación, se deben envolver firmemente en papel film para evitar la formación de aire encapsulado. Si tienes acceso a una máquina de envasado al vacío, esta es una excelente opción.

Cómo se congela el marisco

Para las centollas y los bueyes de mar, es recomendable congelarlos con las patas hacia arriba para evitar la pérdida de caldo durante el proceso de congelación. En cuanto al bogavante y la langosta, pueden congelarse pelados o sin pelar, según prefieras.

Cómo se congela el marisco de tamaño pequeño

Los crustáceos pequeños como gambas, langostinos, cigalas y camarones pueden congelarse de la misma manera que los demás, a excepción de cuando se preparen a la plancha, en cuyo caso se deben congelar crudos. Sin embargo, ten en cuenta que la cigala cruda puede oscurecerse un poco en la cabeza durante la congelación.

Leer más:  ¿Cuándo es el útimo día de clases en Huesca? El calendario que necesitas

No dejes que el marisco se quede seco

Es importante no dejar el marisco en el congelador durante demasiado tiempo, ya que esto puede hacer que la carne se vuelva más seca. Para evitarlo, puedes desmenuzar las piezas y congelarlas envueltas en un paño, siempre dentro de un recipiente hermético. Estas piezas congeladas desmenuzadas son ideales para sopas, salsas o salpicones.

Marisco de concha

Los mariscos bivalvos como el berberecho, la volandeira, las navajas y las almejas generalmente vienen depurados y limpios. Solo necesitas enjuagarlos bajo el grifo para eliminar las mucosidades y limpiar las conchas. Congélalos en vivo con precaución, revisando uno por uno para evitar congelar ejemplares muertos, lo que podría ocasionar problemas graves. Recuerda cocinarlos inmediatamente después de descongelarlos.

Consejos para la congelación de marisco de concha

Es fundamental recordar que no debes congelar bivalvos que planees consumir crudos, como la almeja fina cuchillo, la navaja o las ostras. Tampoco es recomendable congelar percebes ni mejillones. Si es posible, es preferible no congelar los bivalvos, ya que la textura puede alterarse ligeramente y no sabrán tan frescos como cuando los compras por primera vez.

Leer más:  La protagonista del próximo evento ciudadano "Tu concejal te escucha" será la responsable de Infancia y Juventud de Huesca

Cómo congelar marisco de concha en tu congelador

La mejor manera de congelar mariscos y pescados es mediante la ultracongelación, que alcanza una temperatura de -5ºC en menos de dos horas. Aunque en casa no tengas acceso a esta tecnología, puedes acercarte a este proceso siguiendo estos consejos:

Clasificación de Congeladores

Primero, verifica la clasificación de tu congelador. Si tiene 3 estrellas, solo es adecuado para la conservación de productos congelados. Si es un congelador de 4 estrellas, puedes congelar pescado y marisco fresco y mantenerlos a unos -18ºC. Si tu congelador tiene 4 estrellas, se recomienda ajustar el termostato a la máxima potencia unas 5 horas antes de colocar los alimentos y luego reducirlo a -18ºC otras 5 horas después. Esto acelerará la congelación y preservará sus propiedades. Evita congelar grandes cantidades de alimentos de una sola vez para evitar fluctuaciones de temperatura en el congelador. Congela el pescado y el marisco tan pronto como los recibas para mantener su frescura.

Envasado

Si planeas cocinar el marisco o el pescado entero, congélalo de esa manera. Si lo cortas en porciones, hazlo solo si tienes la intención de descongelar y cocinar porciones individuales en diferentes ocasiones. Si no, es preferible congelarlo entero y luego cortarlo después de descongelarlo para conservar su calidad. Si no hay etiquetas disponibles, escribe el contenido y la fecha de congelación en la bolsa.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorTragedia en Gurrea: un accidente deja un joven fallecido y varios heridos
Artículo siguienteEl presupuesto del Ayuntamiento de Huesca en 2024 alcanzará los 60,9 millones de euros, superando así todos los anteriores