Inicio huesca La Fototeca de la DPH ingresa el fondo Gil Marraco, más de...

La Fototeca de la DPH ingresa el fondo Gil Marraco, más de 29.000 fotografías datadas en el siglo XX

HUESCA, 25 (EUROPA PRESS)

Los descendientes de Joaquín Gil Marraco han cedido en régimen de comodato a la Fototeca de la Diputación Provincial de Huesca (DPH) el fondo de fotografía del autor. Esta amplia producción está datada entre 1920 y 1980. El 80 por ciento de las fotografías versan sobre la provincia de Huesca, y el resto sobre Zaragoza y Teruel.

La diputada de Cultura, Maribel de Pablo, ha destacado “la riqueza que supone la obra del fotógrafo de Zaragoza, vinculado por orígenes familiares a la localidad de Jasa, en la provincia de Huesca” y ha explicado que la Fototeca provincial, además de la preservación, llevará a cabo un proyecto de digitalización a lo largo de los cinco próximos años que permitirá difundir su contenido.

La Fototeca de la Diputación Provincial de Huesca ha ingresado el fondo de Joaquín Gil Marraco. Los descendientes del fotógrafo nacido han cedido en régimen de comodato más de 29.000 fotografías tomadas durante más de 70 años de producción de este fotógrafo aficionado que recorrió Aragón con su cámara. El gran protagonismo es para la provincia de Huesca que representa aproximadamente el 80% de su obra, pero también hay instantáneas de las provincias de Teruel y Zaragoza.

La diputada de Cultura de la institución provincial, Maribel de Pablo, ha agradecido esta cesión porque “la Fototeca provincial es un organismo clave en la preservación de la memoria fotográfica de nuestro territorio” y el ingreso de Gil Marraco sigue “sumando riqueza artística y patrimonial al acervo colectivo”.

Los hijos del fotógrafo han formalizado la cesión y han visitado a la diputada en la DPH. Durante el encuentro, Trinidad, Dolores y Joaquín Gil Ballabriga han compartido numerosas anécdotas que recuerdan sobre su padre, “un apasionado de la fotografía, metódico tanto en el uso de sus cámaras como en el archivo y clasificación de sus obras”, han explicado. Uno de sus hijos, Joaquín, ha añadido que su padre es “un clásico de la fotografía en Aragón”.

BUEN ESTADO DE CONSERVACIÓN

El conjunto de las fotografías están tomadas entre 1920 y la década de 1980 y se centran especialmente en paisaje aunque también incluye otras temáticas como urbana, etnográfica y artística. Se trata de originales en buen estado de conservación. La mayor parte, 24.000 son en soporte plástico, y otras 3.400 en soporte vidrio. El ingreso contiene también una parte de copias en papel de pequeño formato, el mueble que contenía parte de las placas estereoscópicas (placas positivas para poder colocarlas en el visor que existía sobre el mueble) y libretas con documentación.

La Fototeca de la DPH abordará las diferentes labores de tratamiento documental y llevar a cabo un proyecto de digitalización del fondo fotográfico con un plazo previsto de cinco años. Estas labores permitirían plantear y realizar proyectos de difusión de la obra de Gil Marraco.

Este fotógrafo participó en numerosas ediciones del Salón Internacional de Fotografía de la Sociedad Fotográfica de Zaragoza, colaboró con publicaciones diversas y la calidad y variedad de su producción son motivos que justificarían acciones como exposiciones y/o publicaciones monográficas que podrían plantearse en el futuro, según señalan los técnicos de la Fototeca de la Diputación de Huesca.

De Pablo ha afirmado que este fondo tiene un enorme interés para los altoaragoneses porque es una obra “prolífica y singular” que aporta “una información esencial sobre la historia de la fotografía en nuestro territorio y nos descubre a un aficionado de gran calidad que retrató valles, montañas, ríos, parajes, cielos, pueblos y mercados populares y hoy su obra es un testimonio del siglo XX en Aragón que debemos preservar”.


- Te recomendamos -