Inicio huesca Miguel Gracia apunta al camino natural de Montfalcó al Congost de Mont-rebei...

Miguel Gracia apunta al camino natural de Montfalcó al Congost de Mont-rebei como ejemplo de desarrollo y sostenibilidad

HUESCA, 1 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel GraciaMiguel Gracia, ha puesto el camino natural de Montfalcó al Congost de Mont-rebei como ejemplo de proyecto de desarrollo y sostenibilidad, durante una campaña promocional de este tipo de itinerarios que ha presentado el Ministro Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.

El camino de Montfalcó al Congost de Mont-rebei y sus impresionantes vistas forman parte de esta campaña, y al respecto Miguel Gracia ha destacado la importancia de la colaboración institucional de las provincias de Huesca y Lérida, así como de los sectores público y privado de ambos territorios, tras más de una década de trabajo conjunto para dotar de actividad económica a un territorio, al mismo tiempo que la preservación ambiental de esta frontera natural.

Los itinerarios de los caminos naturales, que suman en España más de 10.400 kilómetros, de los cuales 300 se ubican en la provincia oscense, son elementos vertebradores del desarrollo sostenible de las zonas rurales y bajo esta premisa se ha presentado en Madrid este martes la campaña ‘Conoce la Red de Caminos Naturales de España’, la primera que se realiza en medios de comunicación para promocionar estos espacios.

En el acto de presentación ha intervenido también el presidente de la Diputación Provincial de Huesca, además de la empresaria Inmaculada Cascalló, de Benabarre. El acto ha sido presentado por el periodista Paco Nadal y conducido por la también periodista Cristina Pampín. Hasta el Museo Lázaro Galdiano se han desplazado también representantes del territorio, como el presidente de la Comarca de Ribagorza, Marcel Iglesias; el alcalde de Benabarre, Alfredo Sancho; y la concejala del municipio Yolanda Castelló; o la empresaria Nuria Bertrán, además de otros técnicos y responsables del ministerio y de la sociedad Tragsa.

El ministro se ha referido al congosto de Montfalcó como “excelente ejemplo de lo que queremos hacer en distintos puntos de España” y ha repasado las inversiones realizadas en las tres últimas décadas en caminos naturales, que alcanzan casi los 260 millones de euros en todo el país. “Trabajamos para garantizar el uso público del dominio de nuestro territorio”, ha dicho.

Miguel Gracia ha destacado la colaboración entre instituciones y entre el sector privado y ha recordado los más de diez años de trabajo, de conversaciones y de acuerdos con colectivos como grupos ecologistas. “Todo ello ha posibilitado la puesta en marcha del proyecto de desarrollo de esta zona del territorio que comunica las provincias de Huesca y Lérida y en concreto de una zona que estaba deshabitada, dotándole ahora de una actividad que repercute más allá de 50 kilómetros del lugar”, ha dicho Miguel Gracia.

“MANTENER VIVO”

Precisamente, las empresarias de Benabarre, Inmaculada Cascalló y Nuria Bertrand, han corroborado que la repercusión económica del camino natural y de las actividades que se realizan en torno al embalse llegan hasta este municipio. “Ahora puedes contratar personal durante todo el año y agradecemos que se siga invirtiendo en este tipo de proyectos porque es muy beneficioso para todo nuestro territorio”, han constatado.

El presidente de la Diputación de Huesca, que ha recordado la historia de esta parte de la provincia de Huesca, que al quedar inundada por el embalse de Montfalcó hace unos 40 años “rompió” las tradicionales relaciones comerciales, familiares, económicas o culturales que existían entre ambas provincias y que ahora vuelven a retomarse gracias al impulso de este Camino Natural o de la estrategia para dinamizar y regular usos de Mont-rebei y su entorno”.

En su intervención, Miguel Gracia ha recordado que son los habitantes del territorio “los más interesados en mantener vivo el mismo”, y para ello son necesarios proyectos como este de los caminos naturales, que son ya una realidad que suponen desarrollo a la vez que implican sostenibilidad. “Se trata de preservar y a la vez generar actividad económica”, ha añadido.

Ha calificado de “positivo” este modelo de desarrollo que apuesta por mantener habitantes en el territorio. “Si desde las grandes ciudades se quiere disfrutar de un medio natural cuidado es imprescindible que esté habitado”, ha señalado. Se ha referido a la necesidad de una simbiosis entre medio urbano y medio rural y ha hecho alusión a nuevos modelos de cuidado del entorno a partir de tasas o compensaciones por los servicios ambientales.

La campaña “Conoce la Red de Caminos Naturales de España” es la primera que se realiza en medios de comunicación para promocionar estos espacios, que busca consolidar estos itinerarios como elementos vertebradores del desarrollo sostenible de las zonas rurales.

Esta red, que gestiona el Ministerio, suma ya más de 10.400 kilómetros repartidos en más de un centenar de itinerarios verdes, que cuentan con una amplia serie de cualidades naturales, culturales, paisajísticas e históricas por todo el territorio nacional. Las actuaciones en Caminos Naturales, que se incluyeron en el Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020, cofinanciado por Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader).

LA RED

En la provincia de Huesca hay además otros 9 caminos naturales. Suman prácticamente 300 kilómetros: Camino Hoya: 133 kilómetros de Agüero a Bierge, Somontano de Barbastro 57,6 kilómetros; Lanuza 3 kilómetros, el camino de Pedro Saputo con 26 kilómetros; los casi 8 de San Quílez (Binéfar), los 15 del camino Loreto y Canfranero 14,9 kilómetros, el camino natural de L’Aigua (con Valle de Arán) con más de 27 kilómetros, el sifón de Albelda con 10,3 kilómetros o los casi 11 de Castejón de Monegros.

Tal es la importancia de estos caminos naturales que así los ha destacado Miguel Gracia, como parte de toda esa oferta turística-deportiva que ofrece al aire libre la provincia de Huesca y que supone una parte muy destacada de la economía altoaragonesa: barranquismo, BTT, deportes de invierno, refugios de montaña, patrimonio natural y cultural y senderismo, entre otras actividades.


- Te recomendamos -