Inicio huesca Jóvenes ganaderos del Alto Aragón reivindican la labor del sector primario para...

Jóvenes ganaderos del Alto Aragón reivindican la labor del sector primario para “mantener vivo” el medio rural

Ambos apoyan la movilización que se celebra este domingo en Madrid bajo los lemas de ‘Juntos por el campo’ y ‘el Mundo Rural despierta’

HUESCA, 19 (EUROPA PRESS)

Luis Buetas, de 27 años, y Javier Broto, de 31 años, son dos jóvenes ganaderos del Alto Aragón que, tras salir de sus pueblos para estudiar, han vuelto a trabajar en sus explotaciones familiares y “mantener vivas” sus localidades.

En el caso del primero, vive en El Pueyo de Araguás, en la Comarca del Sobrarbe. Estudió en la Universidad de Lérida Ingeniería Agraria y Alimentaria, y un máster en Ingeniería Agronómica. A finales de 2018, regresó a su localidad para incorporarse al negocio familiar, que cuenta con ganado de vacas.

“Este trabajo es muy vocacional y siempre quise trabajar aquí. Cuando estudiaba en la ciudad –Lérida– solo pensaba en los fines de semana para volver a casa. Me gusta la tranquilidad del pueblo y tenemos uno de los aires más puros de España”, ha añadido.

Buetas asistirá este domingo, 20 de marzo, a la manifestación organizada a nivel nacional, en la que participan asociaciones agrarias y cooperativas de toda España, para defender el sector agrícola y ganadero y un mundo rural vivo y que genere riqueza.

Bajo los lemas ‘Juntos por el campo’ y ‘el Mundo Rural despierta’ miles de profesionales del campo acudirán a la capital española para reclamar su actividad como un sector estratégico en la economía, así como para exigir la bajada de los precios de los carburantes y medidas con las que evitar la dependencia de cultivos de otros países, entre otras cuestiones.

MANIFESTACIÓN DEL CAMPO

Este joven de El Pueyo de Araguás partirá a Madrid en un autobús dispuesto por las asociaciones agrarias aragonesas: “Salimos de Aínsa a las tres de la madrugada y vamos a reivindicar el desarrollo del medio rural. Estamos muy cerca de la reforma de la PAC y hay muchas cosas por aclarar”. “Si los costos suben, el margen de beneficio va disminuyendo” y hace la explotación “cada vez menos rentable, sin márgenes para el beneficio”, ha esgrimido.

En su caso, alimenta a sus animales con producción propia, pero a los terneros de engorde “tenemos que darles pienso comprado y es un problema, si suben el precio de los cereales o si falta”, porque no va a llegar la cantidad de cereal que todos los años se importa de la zona del Mar Negro, en estos momentos, en conflicto por la invasión de Rusia a Ucrania.

“Hace un año –ha recordado Buetas– pagábamos el kilo de pienso a unos 22 céntimos y ahora lo estamos haciendo a 36 céntimos”.

En los últimos años, en su municipio se han incorporado a la actividad primaria cuatro jóvenes de entre 25 y 30 años, incluido Javier. “Algunos hemos salido a estudiar, pero hemos volvemos y es una forma de que la gente joven se establezca en el pueblo”. En el suyo, vive 36 personas todo el año y, además, “hay mucho turismo rural”, ha precisado.

ARCUSA

En la localidad de Arcusa, también en la Comarca del Sobrarbe, Javier Broto, de 31 años, decidió retornar a su casa para trabajar en la explotación de su padre. Es ingeniero técnico agrícola y estudió en la capital ilerdense.

“Solicité hacerme joven agricultor, me lo concedieron; me quedé la maquinaria de mi padre y construí una nave para ponerme ovejas en 2015”, ha contado Broto. A lo largo de estos años, el negocio ha aumentado y, además de contratar a un empleo, se ha incorporado a la explotación ganadera su mujer, “que se vino de Zaragoza, le gustaba el oficio y decidió quedarse en el pueblo”, ha contado.

Su hijo va a la guardería de Aínsa, a 20 minutos de distancia de Arcusa. “Cuando veo que hay gente joven que se queda a vivir es satisfactorio, el medio rural tiene sus cosas positivas y negativas, como todo”, ha manifestado Broto, que echa de menos una mejor conexión a internet en su localidad para atraer nuevos pobladores que puedan trabajar desde su domicilio.

“No somos una zona muy turística, estamos entre el Parque Nacional de Ordesa y la Sierra de Guara, y la principal fuente de riqueza y empleo está en la agricultura y la ganadería”.

Broto no puede viajar a la ciudad madrileña este domingo, pero se muestra a favor de muchas de las reivindicaciones de sus compañeros de profesión: “En mi caso, la subida del precio del pienso no me afecta, porque tengo agricultura de autoconsumo, pero reconozco que quienes tengan que comprarlo, tienen un problema”.

Sobre las dificultades de logística y falta de materias primas que se está produciendo en algunas zonas a causa de los paros de los transportistas, Broto ha dicho que, por el momento, no han cortado el suministro. “Nuestra carne es para el Matadero de Huesca y nos ha comentado el transportista que en Cataluña sí están teniendo problemas, pero de momento, aquí, no”, ha concluido.


- Te recomendamos -